Gastronomía, paseos y pueblos para sorprender a tu pareja en el Pirineo aragonés

Si quieres disfrutar de un viaje en pareja lleno de encanto te recomendamos que visites el Pirineo aragonés, en concreto la comarca de Sobrarbe, donde podrás encontrar pueblos de cuento, conocerás rutas inigualables y probarás productos únicos. ¿Qué más se puede pedir? Sorprende a tu pareja con un viaje que ninguno de los dos olvidará. Tú pon el amor, nosotros, en Casas Pirineo, ponemos el alojamiento.

El mejor sitio para descansar

UNA CASA ÚNICA

Para poder disfrutar de un viaje romántico, es imprescindible contar con un buen alojamiento. Si eres de los que te gustan mimetizarte con el lugar de destino, qué mejor que hospedarte en una casa palaciega del siglo XVI pero con todas las comodidades del siglo XXI. Casas Pirineo cumple con los dos requisitos ofreciéndote unas amplias instalaciones, totalmente modernizadas pero con reminiscencias del pasado. Dar un paseo tanto por este antiguo palacete como por el pueblecito de Gerbe, donde está situado, es el mejor inicio para un viaje en pareja.

UNA CENA ESPECIAL

Anímate a preparar tu mismo la cena. Los productos de nuestra zona te lo pondrán fácil porque son alimentos de primera calidad, naturales y artesanales. Además, en Casas Pirineo encontrarás todo lo necesario para prepararla. Comienza con un picoteo a base de quesos, patés, mermeladas o embutidos con auténtico pan de pueblo. Lo puedes acompañar con una ensalada con trufa, un producto difícil de encontrar en otros puntos de España. Para continuar, te animamos a que pruebes las chiretas, las tortetas o la longaniza del Sobrarbe, los productos más destacados de nuestra gastronomía. En el caso de las chiretas, las puedes comprar listas para comer y la longaniza y las tortetas las podrás asar en la barbacoa de la que dispones en Casas Pirineo. Y para que tu cena sea redonda, te proponemos que pruebes los vinos del Somontano o la cerveza y el pacharán que se hacen en el territorio.

PUEBLOS DE CUENTO

En la comarca del Sobrarbe podrás encontrar muchos pueblos de los que seguro que te enamorarás. Aínsa, Plan, Boltaña o Tella son solo algunos de ellos pero en el post de hoy nos queremos centrar en uno que realmente parecen salidos de un cuento. Os hablamos de Torla – Ordesa. Sus casas, sus calles y sus flores os dejarán con la boca abierta. ¡Todo un plan para pasar un día romántico!

Torla – Ordesa se encuentra 1033 metros de altitud y es la puerta de entrada al Valle de Ordesa. En invierno encontrarás sus calles llenas de nieve, en primavera y en verano, rodeadas de flores y en otoño de las decenas de colores que el otoño ofrece en la zona. Además, podrás ver antiguas casonas o la iglesia de San Salvador, de origen románico aunque reconstruida en el siglo XVI. Por cierto, no olvides levantar la vista para ver los espantabrujas que se colocaban en las chimeneas para evitar que las brujas entrasen en las casas. A día de hoy, son muchos los vecinos que continúan con esta tradición de colocar sobre la propia chimenea elementos como piedras o crucifijos.

RELÁJATE EN PLENA NATURALEZA

Recuerda que estás lejos de la gran ciudad así que relájate y olvídate de ir corriendo de un lugar a otro. Aprovecha para caminar sin prisa y disfrutar de lo que te rodea. Podrás encontrar rutas de todo tipo, desde las que transcurren por el Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido a las que te descubren lugares llenos de magia y leyendas como la visita al ibón de Plan, tambien llamado Basa de la Mora, un ibón pirenaico que seguro que os enamora, así que calzaros unas buenas botas y ¡a disfrutar!

Ibón de Plan

Así que, ya lo sabes, si quieres disfrutar con tu pareja de unos días diferentes, acércate al Pirineo aragonés y conoce todo lo que la comarca de Sobrarbe tiene preparado para los dos.